SEO y SEM: Diferencias e implementación en una estrategia

El SEO y el SEM son dos conceptos que hemos escuchado a lo largo de los años y son fundamentales a la hora de emplear una estrategia de marketing online pero ¿cómo podemos diferenciar cada concepto?

Nosotros te ayudamos a saber diferenciarlos y a emplearlos en una estrategia conjunta. 

¿Qué es el SEM?

SEM viene de las siglas Search Engine Marketing y se refiere al conjunto de técnicas, en la que también incluimos el SEO, que mejoran el posicionamiento de nuestra página web mediante anuncios de pago que aparecen en los buscadores, por ejemplo cuando buscas “cómo hacer un vídeo” las búsquedas que aparecen los primeros suelen ser anuncios pagados. En España, la herramienta más popular es Google Ads.  

¿Qué es el SEO?

SEO viene de las siglas de Search Engine Optimization y se refiere al proceso de mejora de la visibilidad de una página web a través de resultados orgánicos, es decir, nuestro posicionamiento dependerá del contenido que publicamos y de la relevancia que tenemos para Google.

¿Qué diferencias encontramos entre el SEO y el SEM?

Lo principal es que el SEO es el posicionamiento orgánico y el SEM es el posicionamiento pagado, otras diferencias son:

  • El posicionamiento de la página web en los resultados de búsqueda también es diferente. Como comentamos en la definición del SEM, los anuncios pagados ocupan las primeras  posiciones y la columna derecha de la página, en cambio, el SEO ocupa el espacio central. 
  • El contenido que se publica influye. En el SEO se busca el contenido de calidad, en cambio, en el SEM el número de caracteres de los anuncios es escaso y limitado para poder conseguir el máximo rendimiento. 
  • El tiempo de duración. El SEM se utiliza para un periodo de tiempo corto o a medio plazo mientras que el SEO es a medio o largo plazo. 

¿Cómo podemos combinar ambas estrategias?

En este punto quizás estés pensando ¿cual es el mejor? Ambas estrategias se pueden utilizar perfectamente por separado pero si quieres tener un mejor rendimiento en tus campañas la respuesta es ¡utiliza los dos!

Como recomendación es mejor emplear el SEM para poder estudiar las palabras claves que tengan mejor rendimiento y que puedan generar un mayor tráfico en tu página web. De esta forma, con la ayuda de los insights, podemos dar pie al segundo paso, poner en marcha la campaña de SEM, para ir atrayendo la atención de los usuarios. 

Pero, como se mencionó anteriormente, el SEM no dura para siempre, por lo que debemos realizar el último paso, utilizar el SEO. Ya sabemos que palabras funcionan con nuestro público, por lo que es más fácil planificar una estrategia de contenidos como blogs, redes sociales, etc. Y de esta forma posicionarnos de una manera más eficiente en el buscador de Google. 

Imagen de Freepik

¡Déjanos tu comentario!