La memorabilidad, una meta a alcanzar

En un mercado ultra competitivo como el que nos rodea actualmente, el objetivo primario de toda marca debería ser que el público la recuerde por encima de cualquier cosa.

 

Existen muchos motivos por los que un potencial cliente no termina cerrando una compra de producto o servicio con tu empresa, y no siempre estará en tu mano corregirlos. Pero sí que dependerá de ti y de tu estrategia que ese cliente te mantenga en su memoria, para que la próxima vez que quiera decidirse a comprar, seas tú quien le venga a la cabeza.

Las estrategias de marketing pueden ser tan variadas como profesionales de la rama haya implementándolas. Cada día, millones de personas compiten en el mercado por cierto grado de atención de un cliente saturado.

Pero solo aquellos cuya comunicación traspase las barreras de la emoción del usuario serán capaces de alcanzar el principio de memorabilidad.

 

Hay dos razones principales por las que es imprescindible que trabajes en la memorabilidad de tu marca:

  • Solo de esa manera podrás desbancarte de la competencia. Cuando has logrado reservar tu pequeña parcela en la mente del consumidor, y él conoce tus valores y tu filosofía de marca, no necesitará atender a otros criterios de cara a elegir a quién comprar. Porque para entonces ya no querrá tu producto, sino tu marca y lo que ella le transmite.
  • Ocupar y mantener un espacio en la mente del consumidor. Este punto está estrechamente ligado al anterior, y significa ni más ni menos que una vez has alcanzado ese lugar en su mente, será complicado que otra marca lo reemplace.

 

Como ves, la toma de decisión de compra se enmarca en un plano más emocional que racional, y es por eso por lo que tu objetivo como profesional del marketing debe ser, siempre, mantener las capacidades de permeabilidad y memorabilidad de tu marca a pleno rendimiento.

 

¿Quieres conocer algunos de los elementos que resultan clave para lograr el objetivo?

1. El Universo Visual de la marca | En este área se incluyen elementos como las tipogafías, las paletas de color, los estilos de ilustración, etc. Teniendo en cuenta que las marcas, cada vez más, viven y se desarrollan en el entorno online, es imprescindible priorizar este área visual en las estrategias de marketing emocional. No debes olvidar el poder comunicacional que tienen los colores y los grafismos.

2. La Identidad Corporativa | Aunque puede resultar genérico, en este caso se hace referencia a los valores de marca, la filosofía de la empresa y cómo se transmite esta información al potencial cliente. Dentro de este parámetro se puede incluir el Storytelling como herramienta para comunicar historias de una forma narrativa, eficaz y muy emocional.

3. Los sentimientos que evoca | Tocar la fibra emocional del cliente potencial va mucho más allá de comunicar con frecuencia, elegir el canal adecuado y ser firme en el mensaje. Desde luego, todos estos elementos citados son imprescindibles, pero no son los únicos ni los que marcarán la diferencia. Sin embargo, traspasar la pantalla, crear eventos en los que se favorezca el flujo de información y generar el contexto ideal en el que emitir una comunicación es mucho más importante de cara a lograr el objetivo de la memorabilidad. El vídeo puede ser un gran aliado en esta tarea.

 

¿Tienes más claro ahora por qué debes trabajar en potenciar el principio de memorabilidad en tu marca? ¿Has implementado ya alguna estrategia que te ayude a alcanzar este objetivo?

 

¡Cuéntanos tu experiencia!

¡Déjanos tu comentario!