Engagement:

El formato vídeo se ha convertido en el preferido del consumidor. La capacidad de generar engagement se duplica al usar esta estrategia.

El vídeo se ha convertido en el formato predilecto del consumidor para generar vínculos con la marca.
Sin embargo, no todos los vídeos son iguales, ni producen el mismo impacto en el receptor. Un estudio de Opera Mediaworks ha demostrado que los vídeos de corta duración generan un 36% más de engagement que los de larga duración.

Opera Mediaworks afirma que en redes sociales, cuando la campaña está orientada al branding de la marca, lo mejor será usar vídeos de unos 15’’ aproximadamente. Mientras que si el objetivo es el de dar a conocer un producto, la duración debe duplicarse. Si por el contrario los vídeos van a ser distribuidos a través del canal propio de la marca (su propia web), el vídeo puede superar el minuto sin perder el engagement.